Los riesgos de la calima: guía sobre sus efectos en la salud y las precauciones que tienes que tomar

EL BOTIQUÍN

Un joven hace deporte en la playa de Aguadulce, Roquetas de Mar ( Almería) bajo la intensa calima
Un joven hace deporte en la playa de Aguadulce, Roquetas de Mar ( Almería) bajo la intensa calima Carlos Barba | EFE

Los expertos en Neumología recomiendan utilizar mascarillas en el exterior, no hacer deporte al aire libre y evitar ventilar las casas

16 mar 2022 . Actualizado a las 15:32 h.

España está viviendo un «excepcional» episodio de polvo procedente del desierto del Sáhara, más conocido como calima, impulsado por los vientos de la borrasca Celia. Es un fenómeno que no se producía con esta intensidad desde hacía varias décadas y ha provoca un importante empeoramiento en la calidad del aire. Algo que también está ocurriendo en Galicia aunque con una intensidad mucho menor a la de otros puntos del país. El problema está en la alta concentración de partículas PM10. «Se considera que hay una situación de riesgo para la salud cuando la densidad de estas partículas es superior al 110 %», indica el doctor Eusebi Chiner Vives, jefe de Neumología del Hospital Universitario de San Juan de Alicante y director de la Separ Pacientes. 

Las PM10 se pueden definir como aquellas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro varía entre 2,5 y 10 µm (1 micrómetro corresponde la milésima parte de 1 milímetro).

La exposición prolongada o repetitiva a las PM10 puede provocar efectos nocivos en el sistema respiratorio de la persona, no obstante son menos perjudiciales que las PM2,5 ya que al tener un mayor tamaño, no logran atravesar los alveolos pulmonares, quedando retenidas en la mucosa que recubre las vías respiratorias superiores. La Directiva 2008/50/CE indica que para la protección de la salud no pueden superarse los 50 microgramos por metro cúbico durante 24 horas más de 35 veces por año.

Por ahora, en Galicia, según los últimos datos del Índice de Calidad del Aire (aquí puedes ver los datos en directo), no se llega en ningún punto a niveles perjudiciales ni peligrosos, aunque la calima sí se nota y todo el cielo gallego está muy turbio este miércoles. En Vigo hay un nivel «perjudicial para grupos sensibles». La situación empeora en otros puntos del país. Salamanca, por ejemplo, está en el estadio en el que la calidad del aire se clasifica como «muy peligrosa».

¿Quiénes son los principales afectados? «A corto plazo, los que más nos preocupan son los pacientes de patologías respiratorias», indica el doctor Luis Seijo, director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). «Las concentraciones muy elevadas de las partículas pm10 también pueden tener efectos inflamatorios en general, e inducir hipertensión arterial», precisa el doctor Chiner.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el peligro de este fenómeno «radica en el contenido de bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio y pesticidas que presenta el polvo». Y es que cuando los vientos en el desierto del norte de África levantan arena, recogen contaminantes al pasar por zonas deforestadas de la región. «Estas tormentas cuando logran concentrarse y alcanzar áreas pobladas de Europa y América, pueden provocar la aparición de alergias y crisis asmáticas en muchas personas», señala la OMS.

Los problemas de salud asociados al polvo del Sáhara afectan, sobre todo, a las personas con patologías cardíacas o respiratorias -enfermos de bronquitis, asmáticos o con EPOC, entre otros-. Las recomendaciones se extienden a personas mayores, niños y embarazadas. Esto no es todo, «la población general también ha de tener precaución, pues nadie querría inhalar este tipo de polvo», indica el doctor Luis Seijo.

¿Cómo se manifiesta el polvo en la salud?

En primer lugar, el impacto en la salud dependerá del nivel de concentración de partículas, «que será mayor en el ambiente urbano que en el rural», indica el jefe de Neumología del Hospital Universitario de San Juan de Alicante. La capa de contaminación propia de las grandes ciudades solo empeorará el problema. 

Los efectos fisiológicos son inmediatos y aparecen el mismo día que la calima: «Puede desencadenar en una descompensación en pacientes con Epoc o asma», cuenta el doctor Chiner. «El impacto a corto plazo en personas con enfermedades respiratorias crónicas se puede manifestar en forma de una crisis asmática, broncoespasmo, irritación o inflamación de las vías aéreas». Precisamente, su carácter brusco y repentino «desaparecerá tan pronto como la situación mejore», indica Luis Seijo. 

¿Cuándo sería necesario acudir al hospital?

La recomendación para población con afectación respiratoria no varía de una situación habitual: «Las razones para acudir al centro de atención primaria o a urgencias son las mismas que puede tener con otra circunstancia. Si el paciente se encuentra peor, o tiene dificultad para respirar, muchísima tos y silibancias audibles dan motivos más que suficientes», señala el director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra.

Mecanismo de acción de las PM10

  • Estrés oxidativo.
  • Efectos proinflamatorios.
  • Efectos protrombóticos.
  • Hipertensión gestacional e hipoperfusión placentaria.

 ¿Qué hay que hacer?

Todas las recomendaciones buscan evitar estar en contacto con el polvo tanto como sea posible. «Las personas con problemas respiratorios deben permanecer en casa todo lo que puedan, no hacer deporte en el exterior y utilizar mascarillas FFP2, las cuales no solo filtran los virus, sino también las partículas en suspensión como el polvo», detalla el doctor Luis Seijo. ¿Queda exento el resto de la población? Nada más lejos de la realidad. Todo individuo expuesto a la calima debe intentar cumplirlas. «También es recomendable que, paradójicamente a lo que estamos acostumbrados a hacer, no ventilemos las casas. En este caso, no mejorará la calidad del aire», añade el neumólogo.

El doctor Eusebi Chiner agrega «estar pendientes del parte que actualiza la información sobre la calidad del aire», para no salir «cuando haya una mayor concentración». 

  • Procura salir de casa lo menos posible. 
  • Mantente hidratado. El polvo reseca las vías respiratorias.
  • Usar mascarilla ayuda a reducir la irritación causada por la calima.
  • Cierra y asegura puertas y ventanas exteriores de la vivienda.
  • Evita realizar deporte, ejercicio y actividades físicas en el exterior.
  • Humedecer el piso antes de barrer para evitar que el polvo vuelva a quedar suspendido. Utiliza una bayeta húmeda siempre para limpiarlo.
  • Quienes presenten molestias en los ojos, como la presencia de cuerpos extraños, deben lavarse con abundante agua, preferiblemente potable, siempre con las manos limpias y evitando frotar los ojos.

En general, en nuestro país, son relativamente escasos los estudios que analizan el impacto sobre la salud de las advecciones de polvo sahariano (aquí puedes leer un resumen de esos artículos).

En relación a los estudios realizados sobre la influencia del polvo sahariano sobre la salud en las Islas Canarias, se tiene constancia de una investigación llevada a cabo sobre las urgencias en Santa Cruz de Tenerife. Los resultados de este trabajo indican que la presencia de polvo sahariano en suspensión condiciona un aumento de la demanda asistencial urgente por patología respiratoria, trastornos de ansiedad y dolores torácicos atípicos. También es de destacar un trabajo llevado a cabo en las dos capitales canarias en el que se analiza el impacto de las PM2,5 y las PM10-2,5, sobre la mortalidad diaria, relacionándose aumentos de este material particulado con aumentos en la mortalidad tanto por causas circulatorias como respiratorias.

Ourense bajo la calima

La calima tiñe de naranja el cielo de Galicia

Xavier Fonseca / J.C

En las últimas horas el cielo en España parece sacado de películas como Interstellar o Blade Runner 2049. También recuerda a Marte, conocido como el planeta rojo. Lo cierto es que la Dana está sorprendiendo por sus efectos en lo referente a la entrada de polvo africano, mucho más intensa de lo esperado. Solo hay que ver las impresionantes imágenes de zonas del suroeste peninsular, donde la calima está siendo especialmente densa.

Este episodio tan intenso de polvo africano se debe a un corredor de vientos de componente sur. La Dana está situada frente a las costas de Marruecos y el anticiclón sobre el Mediterráneo. Las bajas y altas presiones han creado un pasillo por el cual asciende aire y  polvo directamente desde Argelia. 

Seguir leyendo