Test de saliva para detectar ómicron: ¿son más eficaces?, ¿cómo funcionan?

Héctor Castiñeira
Enfermera Saturada LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Todo indica a que con esta nueva variante, hay más cantidad de virus en la saliva que en las fosas nasales

08 ene 2022 . Actualizado a las 08:55 h.

En los últimos días la fiebre por los test de detección del covid-19 se ha desatado. Como si del año 1850 se tratase, en plena fiebre del oro californiana, miles de personas recorren las farmacias, clínicas privadas y centros de salud de todo el país en busca de algún tipo de test para saber si se han contagiado o no. Y aunque no son pepitas de oro, su precio se ha disparado hasta dos y tres veces más de lo que costaban hace unos meses.

Pero una reciente investigación de la Universidad de Cape Town (Sudáfrica) relativa a la variante ómicron y publicada el pasado 24 de diciembre, podría haber cambiado su fiabilidad.

¿Qué dice este nuevo estudio?

En resumen, esta reciente investigación viene a decir que, en el caso de ómicron, las muestras de saliva de los pacientes aportarían más fiabilidad en la detección del virus que las muestras procedentes de la mucosa nasal o nasofaríngea.

¿Cómo lo llevaron a cabo?

Los investigadores seleccionaron a un total de 382 pacientes sintomáticos y contagiados con las variantes delta y ómicron. Ninguno de ellos estaba hospitalizado. Les tomaron a todos muestras nasales y de saliva y observaron que en el caso de delta el porcentaje de coincidencia positiva era del 100 % en las muestras nasales y del 71 % en las de saliva; mientras que en el caso de ómicron era del 86 % en las nasales y del 100 % en las de saliva.

Por tanto, para delta sería mejor tomar muestras nasales o nasofaríngeas y para ómicron de saliva.

¿Quiere decir esto que la PCR no es 100 % fiable?

El resultado de la PCR va a venir determinado por la muestra que hayamos recogido con el pequeño algodón al final de ese largo palito llamado hisopo. Por eso es fundamental introducirlo correctamente y hacer un buen barrido recogiendo la mayor cantidad posible de muestra. Así, si hay virus se quedan pegados a él y podemos verlos en el laboratorio. Lo que parece es que con ómicron hay más cantidad de virus en la saliva que en nuestras fosas nasales, y por eso es más fácil que en la muestra recojamos algún virus.

¿Explica este estudio el comportamiento de ómicron?

De ser cierto que hay más cantidad de virus en saliva podría confirmar algo que llevamos tiempo sospechando, y es que esta nueva variante se multiplica y extiende más en vías respiratorias altas y menos en los pulmones, por lo que ayudaría a que apareciesen menos complicaciones. El hecho de que esté más presente en boca y garganta también ayudaría a explicar su alta capacidad de infección, ya que es la zona donde producimos más aerosoles.

¿Nos podemos fiar de este estudio?

Es un preprint. Eso quiere decir que está pendiente de pasar la revisión por pares, quienes darán el visto bueno o no para su publicación formal en una revista científica. Este proceso suele ser lento, así que mientras tanto los investigadores han colgado en la red su estudio para que toda la comunidad médica y científica mundial pueda acceder a él y conocer sus resultados. No podemos considerarlo por tanto, de momento, como un estudio científico consolidado.

¿Hay test de antígenos de saliva?

Sí. El contenido de la caja es el mismo que en el caso de los nasales: el líquido con el reactivo, el test donde saldrán una o dos líneas, la probeta de plástico donde depositar la muestra… pero en lugar del palito hay un pequeño embudo que utilizaremos para depositar la saliva.

¿Cómo funcionan los test de antígenos de saliva?

Las únicas consideraciones especiales son a la hora de tomar la muestra, ya que no debemos comer, beber o fumar durante los 30 minutos previos a la prueba porque podría alterar el resultado. También debemos evitar tener los labios pintados o cualquier tipo de crema labial por el mismo motivo.

Es recomendable toser fuertemente tres o cuatro veces antes de recoger la muestra para aumentar la carga vírica en la saliva en caso de que estuviésemos contagiados.

Al igual que en los nasales, en unos quince minutos tendremos el resultado.

¿Compro un test de antígenos nasal o de saliva?

Con los resultados de este estudio en la mano, lo recomendable sería adquirir el de saliva. Lamentablemente hay muy pocos laboratorios que los fabriquen y vendan en España, por lo que si en este momento ya es complicado encontrar un test a la venta, como para ponerse a elegir si es nasal o de saliva.

¿Cómo saber qué virus tienes?: estos son los síntomas del covid por ómicron, el resfriado y la gripe

UXÍA RODRÍGUEZ

¿Mocos, tos, dolor de cabeza, cansancio? Puede que en estos momentos tengas una combinación de todos estos y otros síntomas. ¿Será covid-19 o un resfriado común? ¿Ya ha llegado la gripe? Lo primero que tienes que saber si estás leyendo esto es que, ahora mismo, la tormenta perfecta existe. Invierno, una transmisión acelerada debido a la variante ómicron, un cambio en algunos de los síntomas más reconocibles del covid, la convivencia con otros virus respiratorios... A todo esto hay que sumar la Navidad con una interacción que se multiplica y, sí, el cansancio tras tantos meses de pandemia con la consecuente relajación de algunas medidas como el uso de mascarilla.

Seguir leyendo

Héctor Castiñeira
Héctor Castiñeira
Héctor Castiñeira

Lugo (1982). Enfermero, escritor y divulgador sanitario. Especialista en Enfermería del Trabajo, experto en Cuidados Críticos del paciente adulto y pediátrico. La salud es el bien más preciado que tenemos, pero para poder cuidarla y mejorarla primero tenemos que entenderla. Y esa es mi misión, desmenuzar y traducir el complejo lenguaje sanitario para que todos podamos comprenderlo... y a ser posible, con un toque de humor. Porque el humor no cura las heridas, pero al menos las hace más soportables.

Lugo (1982). Enfermero, escritor y divulgador sanitario. Especialista en Enfermería del Trabajo, experto en Cuidados Críticos del paciente adulto y pediátrico. La salud es el bien más preciado que tenemos, pero para poder cuidarla y mejorarla primero tenemos que entenderla. Y esa es mi misión, desmenuzar y traducir el complejo lenguaje sanitario para que todos podamos comprenderlo... y a ser posible, con un toque de humor. Porque el humor no cura las heridas, pero al menos las hace más soportables.